Jardínes privados


 

Césped sintético para jardines privados

 

 

La riqueza de poseer un prado o un espacio al aire libre donde pasar el tiempo, relajarse y organizar tardes agradables con los amigos, en algunos casos puede transformarse en una verdadera pesadilla, sobre todo, para quien no consigue tenerlo siempre vivo, ordenador y limpio.

Si lo piensas no hay nada peor que ver un prado descuidado o en estado de abandono.

Quien no quiera renunciar a un paseo descalzo por el césped, a la posibilidad de disfrutar de un jardín siempre en condiciones óptimas o simplemente no consigue hacerse cargo del mantenimiento constante que requiere un prado natural, puede elegir colocar una alfombra de césped sintético sobre toda la superficie externa de la casa o parte de ésta.

Aunque la alfombra de césped sintético se adapta bien a cada superficie y ambiente, hay condiciones particulares en las que seguramente sería preferible al césped natural:

  • Dificultad de gestión y mantenimiento, quien está siempre ocupado o por exigencias laborales está obligado a pasar varios días lejos de casa y, no puede dedicar tiempo al cuidado de su propio jardín, corriendo el riesgo de tenerlo siempre en pésimo estado.
  • Condiciones climáticas adversas pueden dañar, de manera grave, un bonito jardín impidiendo al césped crecer correctamente formando fastidiosas zonas fangosas, vistas como “manchas de tierra”.
  • Alergias al polen, a las picaduras de los insectos o al heno, pueden representar un serio problema y desanimar a quien lo sufre de no disfrutar de su propio jardín sin molestias externas.

Pasar el tiempo libre disfrutando de cada momento de relax sin los gastos del cuidado de un prado no es sólo posible, sino que es más sencillo de cuanto puedas imaginar.

¿Por qué elegir el césped sintético para los jardines?
  • Gracias a los colores naturales y a los materiales, al tacto o a al vista es difícil de diferenciar de un prado verdadero;
  • Es fresco en verano y limpio en invierno, habitable los 365 días del año;
  • Dura más de 15 años: resistente a los agente atmosféricos, antideslizante, atóxico y antitrauma (mitiga las caídas);
  • Robusto y natural, resistente a los animales domésticos que intentan morderlo;
  • También ahorras tiempo, el césped sintético no necesita ser cortado, regado y cuidado;
  • Ahorras dinero, no necesita ninguna instalación de riego, ningún utensilio ni jardinero.
 
Shares